ERMITA DE SAN ANTÓN

Se trata de un edificio exento de planta cuadrangular, cubierto con teja árabe a cuatro aguas, con un elemento añadido en el lateral izquierdo, que hace oficio de sacristía, y un atrio en la parte delantera, adosado a la fachada principal, que está construido en madera, cubierto con teja árabe a tres aguas y sujeto por pies derechos también de madera con zapatas que soportan la viga maestra.

La fábrica de los muros es de mampostería, rematados en sus esquinas con sillares regulares de piedra caliza. No presenta ningún hueco en fachada, salvo la puerta de acceso y una pequeña ventana en la sacristía.

El edificio tiene protección de primer orden en el catálogo de edificios protegidos del Plan General de Ordenación Urbana.

Sobre la puerta existe una inscripción: “se cerró este pretil a expensas de Manuel García, año de 1860”, no obstante, la construcción es anterior pues ya en 1695 se concedió licencia para bendecir y dar misa en esta ermita.

San Antón se celebra el 17 de enero, en torno a esta fecha la Hermandad de San Antón y el Ayuntamiento de Pinto recuperan cada año los festejos tradicionales (procesión, sorteo del cerdo, tirada de naranjas, panecillos, etc).

LECTURA FÁCIL

Ermita de San Antón, siglo 17

 

No conocemos la fecha en que construyeron esta ermita,

aunque sabemos que fue antes de 1695, hace más de 300 años.

 

La ermita tiene forma cuadrada.

A la izquierda tiene una parte añadida

que se utiliza como sacristía,

que es el lugar donde se visten los sacerdotes

y guardan las cosas que utilizan para dar misa.

 

En la parte delantera tiene un atrio,

que es el espacio descubierto que hay en la entrada

y está rodeado de columnas.

 

San Antón es el santo de los animales,

se celebra el 17 de enero con una procesión.