Seleccionar página

 
ERMITA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL CALVARIO

No conocemos la fecha exacta de construcción de este edificio, pero por los datos recogidos en el Archivo Parroquial y en el Libro Fundacional de la Hermandad del Santísimo Cristo del Calvario, que se conserva en esta ermita, podemos señalar que se construyó antes de 1715 pues en esa fecha ya se realizan reformas.

La ermita ha sufrido varias transformaciones, la última, de principios del siglo XX, ha dado lugar a su estado actual, presentando un fachada de ladrillo visto rojo coronada por una espadaña, con jambas y pilares en color blanco. Sabemos por un grabado realizado en 1851 que la fachada principal presentaba un cuerpo rectangular adosado, cubierto a tres aguas, donde se ubicaba la puerta principal.

El interior consta de una sola nave central rectangular que en el ala izquierda tiene adosado un cuerpo independiente y a menor altura que acoge la Sacristía y la “casa de la santera”, esta última con acceso desde el exterior. La cubierta es de teja árabe a dos aguas. En la cabecera la nave se ve rematada con una capilla circular, adornada con cúpula interior y retablo de madera. Esta capilla está cubierta con teja árabe y presenta un pequeño tragaluz que permite la entrada de luz cenital.

La Cofradía del Cristo está fuertemente arraigada en el sentir popular de esta villa. En torno al día de la Santísima Trinidad se celebran las Fiestas del Cristo en las que destaca la tradicional procesión en la que se traslada la imagen del Cristo del Calvario hasta la Iglesia de Santo Domingo de Silos para que permanezca allí hasta el final de los festejos.